Imaginate. te levantas en una nueva cama y no reconoces las paredes de la habitación. Alguien coloco tu ropa en una estantería y el calzado sigue nuevo.
Imaginate. te levantas en una nueva cama y no reconoces las paredes de la habitación. Alguien coloco tu ropa en una estantería y el calzado sigue nuevo. stories
  0
  •  
  0
  •   0 comments
Share

anon
anonStories From Unregistered Users
Autoplay OFF  •  7 months ago
Siempre me gustaba empezar una hoja en blanco. Borra todos mis recuerdos de golpe. Empezar de cero

Imaginate. te levantas en una nueva cama y no reconoces las paredes de la habitación. Alguien coloco tu ropa en una estantería y el calzado sigue nuevo.

Como te las arreglas para ser nómada subiendo de vez en cuando en una tren, un ferry y un avión. No puedes llevar siempre el carro lleno. a veces una mochila basta.

Pasados quince meses Samuel ya conocía los Km del color violeta. Sabía pintar cada amanecer con un guiño imaginario y no romper nada a su paso.Había aventurado dentro del mar, en la nieve encumbrada, bajo la seca arena y entre bosques verdes.

No solo conocía la naturaleza, tb paseaba muy de vez en cuando entre las ajetreadas calles de enormes urbes que iban dejando a su paso los buscadores de sueños.

Asi se hacian llamar de vez en cuando la pareja de lomenomadas.

La genial mujer de cabello rizado y negro. Con talla amazónica y lindo sonreír. Ella siempre avanzaba dirección Sol. Iluminando con sus sueños la vida de los demás. Que grandeza en su caminar, que dulzura en sus palabras. Cuanta sabiduría entre líneas. Que bella.

Sobre empedradas callejuelas, comienza esta historia. El mismo dia que caían rayos en el horizonte, y se escuchaba un niño cantando en la noche. Era la hora más azul de la velada todos dormían en la ciudad, y el pequeño aventurero, soñaba con las encrucijadas notas que a veces dejaba el camino al tornar una esquina. Por aqui cabemos justos, habrá que pasar.

Siempre vivas, las gentes cantaban en las terrazas, llenos de cerveza y tristeza. Reían y jolgoriosos entonaban al amor desvalido, al hambre, a la calle.

También vieron nobles caballos recoger a una duquesa en la inaguración de la más famosa de las fiestas.

La gran plaza de todos, vaciada de normal pasacalles de temporada. Lucia una linda corrida.

En ella los protagonistas solo vestían tacones, pañoletas y un apretado cinturón. En el centro Bailaora de negro y rojo

En los costados sentados y sobre un pie la música del arpegio en sus guitarras.

El soñador que nunca duerme, ni habla, ni come... mirando en su espejo otra vez.

Hablando a las estrellas del pasado. Volviendo a su más íntimo ser.

Stories We Think You'll Love 💕

Get The App

App Store
COMMENTS (0)
SHOUTOUTS (0)